Los lagares canarios se han utilizado durante siglos para elaborar vino. Son una parte importante de la cultura e historia de las Islas Canarias.

El lagar se utiliza para prensar la uva, manzanas o incluso aceitunas con el fin de crear vino, sidra o aceite. 

Cabe destacar que, en aquel entonces, cuando se introdujo la viña en Canarias, no era tan popular el pisado, sino el uso de lagares que llegaron  a tener su propia estructura en el archipiélago de Canarias, teniendo hoy  un gran valor etnográfico y cultural.  

Un lagar está hecho de mampostería y maderas pesadas, generalmente de pino. Presenta una variada tipología, desde tanquetas excavadas en  la roca, con o sin barrizal, a almacenes comunicados para el depósito del mosto. 

29-Lagar
lagar-esquema-1

El modelo más común en las Islas Canarias estaba constituido por  una tanqueta, hecha en mampostería ordinaria, donde se pisaba y prensaba la uva, una tina, donde se recogía el mosto, y una enorme viga para el prensado que se apoyaba en su parte delantera en un tornillo largo  de madera (llamado husillo) que va acoplado a la piedra de lagar en la  parte inferior y “atornillado” a la viga en la parte superior. El husillo solía  estar hecho de madera de barbusano. 

Se consiguió así un mecanismo móvil que ejercía con su peso la presión de la máquina. 

 

Vacaciones en Tenerife de la manera más auténtica

Estamos en la zona de la bodega y el lagar del Caserío. Esta estancia, donde se prensaba la uva, se ha convertido en un espectacular salón-cocina con TV de pantalla plana y totalmente equipada. El Lagar cuenta con muros de piedra y dos habitaciones donde los huéspedes de esta actual casa rural disfrutan de una estancia agradable y original. En su interior aún se conserva la piedra del lagar, donde actualmente se encuentra la cocina.

salon en un lagar antiguo jpg

¿Te gustó este artículo? Dale amor y compártelo 

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *