Arquitectura del Caserío el Boquerón

En el caso del Caserío del Boquerón, podemos destacar casas terreras y  casas de dos plantas, con un estilo señorial de medio rural, debido a su casa  mayor con patio central. 

Estas pudieron ser creadas con cantos traídos de  las zonas de cantería ubicadas en Anaga, destacando La Punta o Tahodio, para reforzar las esquinas con cantos mayores y mas labrados, mientras que  las paredes fueron creadas con rocas cercanas a la zona, de ahí sus paredes  desiguales.

caserio el boqueron vista pajaro

Podemos observar además el uso de la cal junto al barro y el uso de ramas y pinocha, no solo para mejorar el  amasijo de unión entre las rocas, sino para mejorar el aislamiento de la  humedad, el cual era propio de la zona por la nubosidad constante.

El nombre que recibe el caserío puede venir dado por varias razones que hoy  aún se desconocen: 

  1. Se dice que procede de la palabra Bucarón, la cual es léxico asturiano,  pequeña puerta trasera del pajar. Coherente con el tipo de cultivos que  desde el comienzo tuvo La Laguna.
  2. Bocarón, por ciertos agujeros practicados en la pared con el fin de recibir  ventilación y que aún hoy se conservan (ej casa dos plantas) 
Foto antigua Valle de Guerra

Las casas del Caserío

Exteriores-Casa-deL-Lagar
Paisaje del Caserío el Boquerón

La casa del lagar en su caso se utilizaba para el vino y el almacenaje de  barriles, mientras que la casa de dos plantas ubicada al lado se utiliza para el ganado y los cereales. Este tipo de elementos constituía la base alimenticia de las familias del siglo XVIII, leche y gofio, llegando a extenderse incluso hasta mediados del siglo XX en los caseríos más aislados como el de Masca, Taganana, Tijoco o Pinolere. 

En la planta baja se situaba el ganado, principalmente las vacas, en su  mayoría se raza Bovina Palmera, o también Vaca Canaria, más conocida  como vaca basta que era propia de las islas Canarias. En ocasiones se poseía también vacas Frisonas, más conocidas como vacas inglesas por ser  de origen extranjero. Estas últimas producían mayor cantidad de leche que  las anteriores. La leche se podía usar para consumo propio o para la venta.  

Las gangocheras

Con el desarrollo de las ciudades a finales del siglo XIX, se necesito abastecimiento en las mismas y por ello los propietarios de ganado que  habitaban en las zonas rurales vendían la leche a las lecheras, comerciantes encargadas de llevarla a las ciudades. Estas las trasladaban con cestas a la cabeza, aunque hay escritos que datan que las lecheras de las zonas de  Tegueste o Valle Guerra contaban con burros para la carga, pues el trayecto  era más largo que desde otras zonas como los Campitos o Anaga y el tranvía  conocido como “La Jardinera” no llegaba hasta estas zonas.

Gangocheras
Gangocheras. fuente: Carlos Rojano Silvera (Facebook)

En la planta alta de la casa, encontraríamos por aquella época el cereal, ubicado encima de la cuadra. Esta ubicación no era por casualidad, sino que  se hacía expresamente para que el calor del ganado mantuviera seco el cereal, evitando las humedades.

Caserío el Boquerón dos plantas

¿Te gustó este artículo? Dale amor y compártelo 

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *